MICOPLASMA GENITAL

Poco se sabe sobre micoplasma genital, porque la bacteria es difícil de rastrear. Se hacen pruebas de esta ETS cuando alguien con clamidia o gonorrea tiene síntomas persistentes después del tratamiento. Investigaciones muestran que esta ETS es más común que la gonorrea, pero menos común que la clamidia.

En breve:

  • Micoplasma genital es una ETS bastante desconocida
  • Se ocurre en el tracto urinario y en los genitales
  • No todas las infecciones resultan en quejas físicas
  • Micoplasma genital es curable
  • Es más común que la gonorrea

¿Hacerte las pruebas de ETS?

Resultado dentro de 48 horas. Ahora €39

¿Qué es el micoplasma genital?

El micoplasma genital causa inflamación en los uréteres, el cuello uterino y las trompas de Falopio. También se encuentra en la garganta y el recto. En la década de los 80 se descubrió como una infección bacteriana. Ahora se sabe que esta es una condición que se transmite a través del sexo inseguro. Muchas personas no saben que son portadoras de esta ETS porque no tienen síntomas. Sin embargo, pueden infectar a otros.

El micoplasma se transmite durante el sexo oral, genital y anal. La vía de transmisión es idéntica a la de la clamidia.

Un condón previene esta ETS.

Los síntomas de micoplasma genital muestran muchas similitudes con los de clamidia o gonorrea. A menudo se supone que has contraído una de las dos últimas ETS, porque la infección por micoplasma genital es difícil de rastrear. Los siguientes síntomas pueden ocurrir después de la infección:

  • Inflamación del uréter
  • Dolor al orinar
  • Inflamación del cuello uterino y sangrado vaginal
  • Secreción de la vagina o del pene
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor en el testículo

Nueve de cada diez hombres no tienen síntomas después de la infección. En las mujeres, poco más de la mitad de las mujeres no tienen ningún síntoma.

Poco se sabe sobre las posibles complicaciones que ocurren cuando no se trata esta ETS. Sin tratamiento, las infecciones pueden reaparecer repetidamente. El riesgo de aborto espontáneo o nacimiento prematuro puede aumentar en las mujeres embarazadas.

El micoplasma se considera una ETS relativamente nueva. Por lo tanto, todavía faltan muchos datos. Pero se estima que la probabilidad de transmisión es la misma que la de la clamidia. Esto es el 45 por ciento.

Esta ETS se descubre a menudo durante un examen adicional, después de que alguien ha dado positivo en la prueba de clamidia o gonorrea. O, por ejemplo, si un tratamiento no funciona. Para las pruebas se utiliza la técnica de PCR. Esto permite que las bacterias que son difíciles de detectar sean rastreadas más rápidamente. Las pruebas se realizan en material corporal obtenido de orina en hombres o del frotis en mujeres.

Sólo se da tratamiento cuando hay síntomas y cuando puede rastrear una infección. Esta ETS puede ser tratada con el antibiótico azitromicina, aunque la bacteria parece volverse cada vez más resistente a este medicamento. Por lo tanto, también se puede prescribir moxifloxacino.

Este texto ha sido aprobado por:

Annelies Lucas

DRA. ANNELIES LUCAS

Médico de cabecera y directora médica. Trabajó como médico de cabecera durante 25 años. Obtuvo su doctorado en la Universidad de Maastricht. Es directora médica de Diagnostiek voor U desde 2011.

más recientemente revisado el 28/08/2019

Ir arriba